Envíos GRATIS para pedidos superiores a 30€

Historia de San Valentín, el sacerdote que creía en el amor

Hoy, por ser una fecha especial, decidí salirme un poco el tema del matcha y escribir acerca de una historia que demuestra lo importante que es luchar por tus creencias y, sobre todo, por algo tan importante como lo es el amor.

Todo comenzó hace muchos años, durante la época de imperio Romano. Durante el siglo III, había un emperador llamado Claudio II que, dentro de sus ordenanzas, prohibió que los jóvenes pudieran contraer matrimonio, puesto que creía fielmente que los solteros sin familia terminarían siendo mejores soldados porque no tendrían ataduras que los hicieran fallar en sus misiones.

Así, por la época, existía un sacerdote llamado Valentín, quein es el protagonista de esta historia. Al ver lo injusta que era esta prohibición, el sacerdote decidió desafiar al emperador al celebrar, de forma clandestina, los matrimonios de los jóvenes enamorados. Un día, el emperador se enteró de estos actos y decidió encarcelar a Valentín.

El oficial encargado de encarcelarle, llamado Asterius, comenzó a burlarse de Valentín, desafiándolo a que le devolviera la vista a Julia, su hija ciega. Entonces, Valentín invocó el nombre del señor y, gracias a eso, pudo hacer que la chica volviera a ver. Este hecho marcó tanto a este oficial que decidió volverse cristiano, al igual que lo hizo el resto de su familia.

Poco después, el 14 de febrero del año 270, Valentín fue ejecutado por su traición. Por su parte, Julia, quien estaba muy agradecida con él, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos. Hoy en día, los restos mortales de San Valentín se conservan en la Basílica de su mismo nombre, que está situada en la ciudad italiana de Terni, Italia.

La fecha de celebración de este día fue establecida entre el año 496 y 498 por el Papa Gelasio para honrar a San Valentín. Cada 14 de febrero se celebra en la Basílica di San Valentino una acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren contraer matrimonio al año siguiente.

La costumbre de intercambiar regalos y cartas de amor en esta fecha nació en Gran Bretaña y en Francia durante la Edad Media, entre la caída del Imperio Romano y mediados del siglo XV.

Ahora dime, ¿alguna vez te habías preguntado acerca del orígen de la celebración de San Valentín? Pues, a mí me pareció un verdadero acto de rebeldía, amor y, por supuesto, un poco del drama que nunca podría faltar en las historias sobre romance, ¿a que no?